Due Diligence

¿Qué es una Due Diligence?

Una Due Diligence debe ofrecer una imagen veraz y real de la empresa

Es importante contar con un buen asesoramiento en todo su proceso

Es un término muy conocido en el mundo empresarial: Due Diligence. Sin embargo, ¿se conoce el significado de Due Diligence? ¿Sabemos cuándo se hace y para qué sirve? En Ibañez y Ferrandis queremos aclarar estas dudas sobre un proceso muy importante para muchas empresas.

Cuando una empresa está interesada en adquirir o invertir en otra es conveniente iniciar una investigación y recopilar toda a información sobre ese negocio. Así se puede determinar el potencial del acuerdo y determinar los riesgos. Es decir, obtener una imagen fiable de la situación real de la compañía. Ese es el significado de Due Diligence.

¿A qué se comprometen las partes? Primero que nada hay que saber que una Due Diligence no se puede iniciar sin el acuerdo entre el posible vendedor y el posible comprador. De hecho este proceso no se puede iniciar hasta que se hayan pactado las bases de la compraventa o se hayan redactado las líneas generales del acuerdo.

El vendedor asume la obligación de proporcionar la información necesaria y oportuna. Es decir, se compromete a no ocultar o tergiversar y a comportarse con buena fe. Además ambas partes se comprometen con un acuerdo de confidencialidad. Eso significa que el comprador no podrá tener una actitud imprudente con esa información que obtenga y deberá preservar su confidencialidad.

¿Qué aspectos se contemplan en el proceso?

  • Aspectos contables y financieros. Aquí entran el estado de las cuentas, financiación, balances de situación, gastos fijos, inventarios de productos e inmovilizado…
  • Aspectos fiscales. Todos los impuestos, tasas o gravámenes que afecten al negocio.
  • Aspectos comerciales. Las ventas, relación con clientes y proveedores, plazos de pago, flota de vehículos, rutas, sistemas de devolución y garantía…
  • Aspectos laborales. La Due Diligence debe incluir el organigrama empresarial y las funciones y responsabilidades de cada empleado.
  • Aspectos tecnológicos. Hoy en día es un factor fundamental. Tanto conocer el nivel de digitalización de la empresa y su funcionamiento como si esos procedimientos están o no actualizados.
  • Aspectos medioambientales y de RSC. Son otros factores determinante hoy en día, debido al impacto que pueden tener.

Una Due Diligence tiene que ser un proceso que se realice a la menor brevedad posible. Aunque en ello influyen factores como el tamaño, la antigüedad y la complejidad de la compañía. Para ello es importante contar con el asesoramiento de abogados fiscales de empresa en Castellón. Tanto para el comprador como para el vendedor.

Además, la compañía debe nombrar unos representantes como responsables del proceso, que se encargarán de facilitar toda la información que se les pida. Y los compradores tienen que elegir unos responsables de investigar toda esa información. Y analizarla para asesorar al comprador acerca de la decisión más conveniente. También tiene que establecerse una Data Room para que los responsables de los compradores analicen la información.

Una Due Diligence es un primer paso para la compra de una empresa. Pero también es un paso para tener una imagen fiable de la compañía y desde ahí impulsar los cambios necesarios para lograr un mayor crecimiento y mejorar la productividad de la empresa. Para ello, como hemos dicho, es fundamental contar con el apoyo de especialistas en la materia, como Ibañez y Ferrándis, abogados fiscales de empresa en Castellón. Podemos ayudarle tanto si es comprador como vendedor. Y que la Due Diligence sea un proceso ágil, con información veraz y acabe en un acuerdo satisfactorio para ambas partes.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información sobre protección de datos:

Responsable: IBAÑEZ & FERRANDIS SLP.
Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios.
Legitimación: Tu consentimiento.
Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.

He leído y acepto la Política de privacidad